Contenidos Smart

¿QUIERES EMPRENDER? ESTOS SON LOS PRIMEROS PASOS

10/08/2017

Emprender es siempre una gran aventura, no exenta de retos y desafíos. Sin embargo, cada vez son más los que están dispuestos a crear su propio futuro laboral. Especialmente, los más jóvenes, muchos de los cuales consideran que el modelo clásico de estudios, prácticas y contrato laboral indefinido no va con ellos y prefieren convertirse en sus propios jefes. Si estás decidido a crear tu propia empresa, debes seguir las pautas necesarias y tener en cuenta una serie de elementos clave que son los que te permitirán emprender con éxito.


Busca una idea 

La mayoría de los emprendedores tienden a quedarse estancados en busca de la idea perfecta. Cuántas veces oímos el clásico “ya está todo inventado”, “hay multitud de startups”, “cómo puedo diferenciarme”, etc. Lo mejor para ir empezando, es intentar buscar una idea sencilla, emulando modelos de negocio que sabemos que funcionan: ¿producto o servicio?, ¿ecommerce o físico?, ¿tecnología o moda? Una vez que hayas avanzado, será más fácil ir dándole forma. Te recomendamos que te hagas un listado amplio, y vayas descartando las opciones que no te encajen. ¡Ojo!, todas las ideas son válidas, no tengas miedo a escribir.

Es muy importante no perder nunca la confianza en uno mismo, ser tenaz y constante y asimilar que el camino es arduo. Tampoco deberías marcarte como único objetivo ganar dinero. Identifica al menos 2 razones más para tener siempre un motivo por el que impulsar tu idea.


Prepara un plan de negocio 

¿Qué camino vas a seguir para llegar a tus objetivos? Un plan de negocio es, básicamente, que identifiques cuál es tu meta y determines los pasos que vas a seguir para alcanzarla. Este dibujo te va a permitir detectar posibles baches o riesgos que encontrarás en el camino, y podrás anticipar las posibles soluciones. 

Pregúntate, ¿cómo hago rentable mi negocio? Si estableces una buena misión, podrás llegar a conseguir inversores y te servirá para ver la viabilidad y posibles mejoras de tu proyecto.


La financiación, un factor clave a la hora de emprender

Además de una idea viable, uno de los temas que debes tener resuelto y que es fundamental para poner en marcha tu negocio es el económico: cómo vas a financiar tu proyecto. En el caso de no contar con recursos suficientes, es muy importante que analices todas las opciones para conseguir financiación con las que cuentas y acudir a aquellas en las que puedes tener más posibilidades. La ayuda de amigos o familiares, el capital riesgo, el crowdfunding, los business angels, las subvenciones públicas o la financiación bancaria son las fórmulas más habituales.


Plataformas para encontrar ayudas 

Sin embargo, localizar las ayudas suele ser bastante complicado, ya que están dispersas por muchos organismos públicos. Para facilitar la búsqueda, Banco Santander pone a tu disposición tufinanziacion.com, una plataforma inteligente en la que todas las empresas y autónomos podéis acceder al universo completo de ayudas públicas (más de 1.000 anuales). La herramienta calcula qué probabilidad tiene tu empresa de conseguir esa ayuda y cuenta con consultores especializados para gestionar la solicitud.

El Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE), por su parte, también cuenta con un apartado específico para conocer los diferentes apoyos nacionales con los que cuentas para crear tu empresa. Asimismo, en la web de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa puedes acceder con un solo clic a los programas de ayudas e incentivos de apoyo a las empresa, otorgados y convocados por la Unión Europea, Administración General del Estado, Administraciones Autonómicas, Administraciones Locales y otros organismos públicos

No obstante, para obtener el respaldo de los inversores, la mejor carta de presentación con la que cuenta tu empresa es su plan de negocio, en el que se recogen todos los detalles y planificación de tu proyecto, desde una descripción del mismo y del producto o servicio que vas a prestar, hasta el plan financiero, plan de marketing, plan de operaciones o el plan de recursos humanos.


Constitución legal de la empresa 

Alcanzado este punto, tendrás que llevar a cabo los trámites para la constitución legal de tu empresa. Deberás determinar su forma jurídica, buscar y reservar su nombre, depositar el capital social, realizar una escritura pública ante notario de constitución de la sociedad e inscribirla en el Registro Mercantil, además de darla de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas, entre otras gestiones. Una vez hechas, por fin estarás listo para comenzar tu aventura emprendedora.